Manifiesto de la “Plataforma Ciudadana por la Igualdad e Interculturalidad”

Encuentro Alternativo por los Derechos de los Inmigrantes “Aqui no sobra nadie”.

abril-zgzA propósito de la “IV Cumbre Ministerial Europea sobre Inmigración“, a realizarse el 15 y 16 de abril de 2010 en Zaragoza, organizaciones sociales, sindicatos y partidos políticos de Aragón unidos con el nombre “Plataforma Ciudadana por la Igualdad e Interculturalidad

MANIFESTAMOS

Estos días los ministros de inmigración de los países de la Unión Europea se reúnen en Zaragoza. La agenda general de las políticas migratorias europeas muestra su disposición a intensificar su política de control de inmigrantes dentro y fuera de sus fronteras. Durante estos últimos años la implementación de estas medidas ha traído consecuencias dramáticas.

No es en esta cumbre el único lugar donde se va a hablar de inmigración estos días, ni son esas políticas de fronteras, exclusión y criminalización las únicas posibles. Existen otras formas de hacer las cosas. En los últimos años distintos colectivos, asociaciones y redes sociales estamos construyendo otras formas de gestionar la migración. Nuevas prácticas que fomentan el aprendizaje mutuo, la interculturalidad y la solidaridad. Nuevas formas de gestionar y enunciar colectivamente los movimientos migrantes, fundadas en una idea: la plena igualdad de derechos para todas las personas. Es desde estas experiencias sociales y políticas desde las que formamos nuestra propia opinión e interpelamos de forma crítica las políticas de inmigración de la Unión Europea.

Desde este manifiesto queremos denunciar que la UE a través de sus políticas de inmigración:

Pone el acento en el control de fronteras, pretendiendo convertir a Europa en un fortín, y aceptando a través de la “Directiva de la vergüenza” que ciudadanos que sólo aspiran a mejorar su calidad de vida sean criminalizados.

Lleva a cabo un control interesado de los flujos migratorios; jugando al “ahora necesito y permito, ahora me sobran y expulso”, en función únicamente de sus intereses económicos.

Obstaculiza la libre circulación de personas, haciendo proliferar los dispositivos fronterizos construidos tanto dentro de sus territorios, como en zonas limítrofes al sur y al este, e incluso en los propios países de donde provienen los inmigrantes.

Dificulta el derecho a que, en sus territorios, personas de otros lugares, culturas o etnias puedan vivir dignamente, con derechos, deberes y en igualdad de condiciones que el resto de “sus” [email protected]

Durante los últimos años, la ausencia de unas políticas integrales en este ámbito han provocado miles de muertes, vidas y familias destrozadas, que se han producido al intentar llegar a un destino supuestamente mejor. Viajes migratorios que igualmente se van a producir mientras no se actúe decididamente sobre el problema fundamental: la desigualdad económica mundial y la ausencia de oportunidades y de libertades en los países de origen.

Y no sólo eso, ya en Europa esta situación provoca la falta de libertad, la impotencia y la soledad con las que muchas de esas personas migrantes deben sobrellevar sus vidas clandestinas.

Es la flagrante evidencia de la hipocresía de una UE que sigue autoproclamándose defensora de los derechos humanos ante el mundo.

Denunciamos con dolor, rabia e indignación…

El injustificado y arbitrario acoso legal y policial que deben soportar los y las inmigrantes. Personas. Amigos y compañeras. En nuestras ciudades, en Aragón, España y en toda la Unión Europea. La posición de vulnerabilidad y clandestinidad con la que se deja a una parte de los inmigrantes en nuestras ciudades, al no reconocérsele unos derechos que les son propios por el mero hecho de ser personas; al ser aceptados sólo como mano de obra barata al servicio de una
eventual necesidad del mercado, al ser reducidos a ser ciudadanos de segunda o tercera categoría.

Los Centros de Internamiento de Extranjeros, CIEs, donde personas inmigrantes ingresan sin haber cometido delito alguno. A través de la Directiva de la Vergüenza Europa ha legalizado la retención hasta un máximo de dieciocho meses, siendo así criminalizados y vulnerando con ello la dignidad de las personas.

Que la UE a través de su política neoliberal nos ha traído esta crisis que está haciendo nuestra vida mucho más difícil, ¡y mucho más aún la de los que somos inmigrantes!

Por todo ello proponemos…

Poner el énfasis en el hecho de que la inmensa mayoría de las motivaciones de los ciudadanos extranjeros que han recalado en nuestra sociedad tiene que ver con un reparto injusto de la riqueza y de las oportunidades a escala mundial. Por ello es básico trabajar en la puesta en marcha y apoyo decidido a aquellas políticas que combatan esta realidad y supongan un apoyo a la construcción de un mundo más armónico, justo y equitativo donde la inmigración no sea la única alternativa para muchos millones de personas, sino una opción más de desarrollo y
enriquecimiento personal.

Responder con justicia ante el impulso cultural, económico y demográfico que está suponiendo esta nueva realidad, otorgando a estos nuevos ciudadanos y ciudadanas la posibilidad de participación política en las citas electorales europeas, nacionales y locales, así como en el acceso a derechos en igualdad de condiciones.

Asegurar que cualquier persona que viva en la Unión Europea tenga las mismas oportunidades de acceso a la sanidad, a la educación, al trabajo y a todas las políticas y prestaciones sociales. La igualdad de oportunidades es fundamental para cohesionar Europa.

La radical oposición de las instituciones europeas, estatales y locales a cualquier intento de discriminación por motivos de etnia u origen, protegiendo a las minorías a través de los diferentes ordenamientos jurídicos. Unido a ello es necesario articular políticas de gestión de la diversidad, donde se potencie el encuentro intercultural en torno a las diferentes realidades e inquietudes de toda índole presentes en la sociedad europea.

Abandonar cuanto antes este camino social adormecido bajo la batuta de las políticas neoliberales, que ponen el valor económico por encima de todo lo demás.

Reconstruir entre [email protected] los conceptos de sociedad y de economía. Un cambio de valores que anteponga lo humano a los intereses materiales. Una semántica mucho más amplia y menos miope que la utilizada por los gobiernos de la Unión Europea. Una política incluyente y no represiva ni exclusora.

Exigir a todos los países de la Unión Europea una decidida implicación en la construcción de un mundo más justo y solidario, realizando paralelamente una profunda revisión de sus políticas de inmigración que tengan como uno de sus ejes prioritarios de actuación la desaparición de las expulsiones y de los Centros de Internamiento de Extranjeros.

Que reconozca a [email protected] inmigrantes como lo que son: personas, con los mismos derechos que el resto de [email protected], [email protected] de riqueza social y no mano de obra de usar y expulsar.

Denunciar que la última reforma de la Ley de Extranjería española, aunque contempla avances en el reconocimiento de derechos fundamentales, se ha realizado desde criterios coyunturales sin poner el acento en la convivencia y el respeto a la diversidad, e incorporando obligaciones añadidas para las personas extranjeras que no tienen el resto de ciudadanos, poniendo a estos bajo una permanente sospecha.

Respeto y equiparación de los derechos sociales, laborales y políticos de todos los ciudadanos de la Unión Europea, sean migrantes o no.

Que en todas las políticas migratorias de inclusión se tome en cuenta las distintas realidades culturales, de género y las diversidades sexuales de todos los inmigrantes procedentes de muy distintos países y regiones.

Hoy más que nunca es necesario un giro en las políticas que desarrolla la Unión Europea en este ámbito. Y exigimos que esta cumbre de ministros de inmigración sea el comienzo de este cambio de rumbo. Si no es así seguiremos reivindicando la construcción de otra Europa, una Europa que ponga el acento en el respeto a la dignidad del ser humano, en la cohesión social con igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos y en el intercambio enriquecedor en la diversidad resultante de este fenómeno migratorio.

¡Dignidad, respeto y derechos para [email protected]!

Plataforma Ciudadana por la Igualdad e Interculturalidad

Pedir citaContactarLlamar