Miles de personas se manifestaron en favor de los derechos de los inmigrantes en Italia, Francia, Grecia y España

Alrededor de las seis de la tarde de este lunes primero de marzo, un centenar de personas irrumpió en Plaza Sant Jaume, en pleno centro de Barcelona, a grito de “de aquí, de afuera, la misma clase obrera” y otros lemas como “Ninguna persona es ilegal” o “Ley de Extranjería para Reina Sofia“.

La movilización, que fue convocada por distintos colectivos y asociaciones de inmigrantes, responde a una acción coordinada con otros países como Grecia, Italia y Francia, donde también se llevaron a cabo actos reivindicativos en favor de los derechos de las personas.

El cuerpo de activistas, conformado tanto por autóctonos como por inmigrantes, se detuvo en el centro de la plaza, donde se realizaron unas declaraciones en las que se denunció el auge de la xenofobia y el racismo en Europa y se señaló a los gobiernos de turno como los principales causantes de este brote de intolerancia.

Las movilizaciones de Barcelona se iniciaron el pasado sábado 27 de febrero con una concentración en Plaza Cataluña, una cadena humana y la realización de una huelga de hambre de 50 horas que finalizó este lunes.

En Terrassa también se secundó una manifestación con los mismos propósitos.

En Italia, miles de personas se manifestaron en varias ciudades del país, entre ellas Roma, Milán y Nápoles, para respaldar la primera huelga simbólica de trabajadores extranjeros organizada bajo el lema “Jornada sin inmigrantes”.

La iniciativa, que se inspira en la iniciativa francesa “24 horas sin nosotros”, tiene como objetivo resaltar el importante aporte a la vida económica que ofrecen los trabajadores extranjeros tanto en la península como en el resto de Europa.

Casi 5 millones de extranjeros entre indocumentados y con visa de trabajo residen en Italia y se calcula que producen el 9,7% del Producto Interno Bruto italiano.

24h ‘sin inmigrantes’ en Francia

Inmigrantes e hijos de inmigrantes fueron llamados este lunes a cesar de trabajar y consumir como una manifestación simbólica para demostrar la importancia del papel económico y social que desempeña esta población en Francia.

En la capital y en numerosas ciudades se realizaron manifestaciones en un intento de llamar la atención en un país que pondera cifras de expulsión cada año.

Dentro de la semana anticolonial en Francia, el sábado pasado se realizaron manifestaciones en esta capital y otras ciudades del país, en las cuales se pedía la supresión del ministerio de la Inmigración y la Identidad Nacional.

Acusaron al presidente de la República, Nicolás Sarkozy, de hacer alusión al racismo y fomentar la estigmatización de una parte de la población.

Publicado por Libre Red

Pedir citaContactarLlamar