La plataforma “Nuevos Ciudadanos” reclama el derecho a voto de los migrantes

La plataforma Nuevos Ciudadanos lanza una campaña abierta e inclusiva que busca la inscripción de los nuevos ciudadanos en las elecciones municipales de 2015

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Migrante y de la inscripción del colectivo migrante a las elecciones municipales 2015, las entidades Asociación Sociocultural y de Cooperación al Desarrollo por Colombia e Iberoamérica (ACULCO), la Federación de Rumanos en España (FEDROM), Casa China, la Fundación Ibn Battuta y la Confederación de Asociaciones Iberoamericanas “CONIBEROAMERICA” lanzan oficialmente la Plataforma “Nuevos Ciudadanos” en defensa del derecho al voto de los nacionales de terceros países, de los ciudadanos con residencia de larga duración en España y de los inmigrantes con doble nacionalidad.

Álvaro Zuleta, presidente de CONIBEROAMERICA, señaló que “estamos cansados de que nos llamen inmigrantes cuando muchos de nosotros llevamos más de diez años en España”, además de criticar que se excluya a un colectivo al que “se considera trabajadores de tercera y ciudadanos de segunda”. Por ello, reivindicó la participación política a través del voto y apeló a que impulsen esta iniciativa todos los partidos, PP, PSOE, IU y Podemos. Instó a “abrir los puentes” para que este derecho sea una realidad en las elecciones en España, “también en las generales”.

derecho a votoAsimismo, reclamó que se abra la reciprocidad del voto a más países, ya que en España hay más de 170 nacionalidades conviviendo.

Ica Tomi, en representación de la Federación de Rumanos, destacó que es importante que los nuevos ciudadanos tengan sus derechos y que también “conozcan” sus derechos, como es el más elemental, el del voto.

Casa China también defiende que se pueda votar, como declaró Juan Fu, presidente de esta entidad. “Es necesario participar en España con calidad”, dijo. Además, comparó la situación de los chinos en este país con respecto a lo que sucede en otros lugares, como Francia, donde dijo, es normal encontrar políticos de origen chino.

Hamid Bellahceme en representación de la organización marroquí Ibn Battuta, manifestó que no entiende que una persona que lleve más de doce años en España, que “cotiza aquí, trabaja aquí, toma su café aquí, paga sus impuestos aquí, sin embargo no pueda votar aquí”. Señaló también que los inmigrantes “somos muy diversos” y que no van a hacer seguidismo de ningún partido político en concreto. “Hay tanta diversidad, que el voto puede ser diferente”. Lo más probable, indicó, es que el voto iría “para el que mejor lo haga”.

Los presentes leyeron el manifiesto con el decálogo de reivindicaciones:

1.- Impulsar una campaña abierta e inclusiva de inscripción ciudadana a las elecciones municipales de 2015.

2.- Sensibilizar a los partidos políticos y a las administraciones españolas de la importancia de campañas que busquen hasta el próximo 15 de enero la inscripción masiva de los ciudadanos residentes de larga duración que cumplan los requisitos exigidos por la ley para votar en las próximas elecciones.

3.- Impulsar una acción coordinada de las asociaciones de inmigrantes y de organizaciones de la sociedad civil que reivindiquen el derecho al voto inmigrante.

4.- Introducir la concepción de nuevos ciudadanos y de comunidades internacionales que viven en España y que quieren participar y consolidarse como nueva fuerza política social en este país.

5.- Impulsar la participación de los ciudadanos de doble nacionalidad que no se sienten partícipes de las decisiones políticas que se están tomando en este país.

6.- Abrir espacios de participación política directa e invitar a los partidos españoles a abrir sus listas electorales a la participación de ciudadanos de origen extranjero pero residentes en España.

7.- Concienciar sobre los problemas de integración y participación que tienen los colectivos internacionales, más de 170 nacionalidades presentes en el estado y que sufren problemas en el acceso a la salud, la vivienda, la educación, los servicios públicos en general y una precariedad laboral mayoritaria en los colectivos inmigrantes en todas las comunidades autónomas españolas. Así como su participación directa en la cooperación al desarrollo a través del codesarrollo.

8.- Abrir el espacio europeo a la participación en redes sociales, políticas, legales, culturales y de presencia en los 27 estados de la Unión Europea.

9.- Lograr coordinación y coherencia política con ciudadanos europeos residentes en España y con ciudadanos que siguen sufriendo exclusión por ser de otro país.

MÁS INFORMACIÓN

* Facebook de la plataforma

* Web de Aculco

* Web de FEDROM

* Web de Casa China

* Web de la Fundación Ibn Battuta

Pedir citaContactarLlamar