Dispensa exámenes de nacionalidad española

Uno de los cambios más importantes que se introdujeron en el «nuevo» procedimiento de nacionalidad, fue la necesidad de superar dos pruebas, el CCSE y el DELE. Estos dos exámenes venían a sustituir las conocidas entrevistas que se hacían en los Registros Civiles en el momento de hacer la solicitud de nacionalidad.

De esta forma lo que se pretendió fue crear un sistema uniforme y homogéneo para todos aquellos que aspiraban a tener un DNI y un pasaporte español, ya que hasta ese momento cada Registro Civil hacía su propia entrevista, con preguntas más o menos difíciles, interviniendo en este proceso también la valoración personal de cada funcionario, el cual decidía si el extranjero estaba integrado o no la sociedad española.