Una inmigrante, segunda víctima de violencia de género de 2011

Una mujer de nacionalidad china, de 26 años y que respondía a las iniciales W.L., resultó muerta ayer a manos de un hombre, también de nacionalidad china, presuntamente su pareja, según las primeras investigaciones de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. En caso de confirmarse la relación afectiva entre ambos, sería el primer caso de violencia de género en la provincia de Granada y el segundo de España, después de que un hombre asesinara a tiros a su esposa y a su hijo de 16 años en un pueblo de la pronvincia de Segovia.

Los hechos tuvieron lugar en las 20:50 horas en un establecimiento comercial de venta de frutos secos en la céntrica calle Trajano de la capital granadina. Del interior del local empezaron a escucharse gritos y “chillidos” espeluznantes que llegaron a oídos de los viandantes que en ese momento circulaban por la calle y que inmediatamente avisaron al 092. Los alertantes no pudieron observar qué ocurría en el interior del local porque la persiana metálica estaba bajada, según informaron ayer fuentes del cuerpo municipal de seguridad.

Cuando los agentes de la Policía Local llegaron al establecimiento, tuvieron que acceder al mismo a través de una ventana interior para poder averiguar lo que había sucedido. Una vez dentro, vieron los resultados de la pelea que se había producido en el interior reducido a un dantesco espectáculo: en un charco de sangre y con la “cabeza abierta”, seguramente producto de un golpe con un objeto contundente, la mujer yacía muerta mientras el varón estaba en estado de shock y también ensangrentado, aunque las fuentes consultadas ayer por el diario Granada Hoy no pudieron concretar si la sangre del presunto agresor procedía totalmente de su víctima o bien también había resultado herido durante la trifulca que habían escuchado los viandantes. La Policía Local procedió a cortar el tráfico de la calle para poder llevar a cabo las investigaciones, aunque poco después y antes del levantamiento del cadáver, volvió a la normalidad.

El presunto agresor, que responde a las iniciales de X.L., de 32 años, reconoció a los agentes que entraron en el establecimiento ser el responsable de la muerte de la mujer. Inmediatamente, fue detenido por los policías actuantes y trasladado a la Jefatura Superior de Andalucía Oriental, donde quedó detenido. Del caso se ha encargado la Brigada de Homicidios de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía, que ayer recababa los testimonios de los viandantes que habían podido observar o escuchar algo de lo sucedido.

Según las primeras pesquisas de la Policía Nacional, el hombre golpeó a la mujer con una losa de mármol en la cabeza, lo que le causó probablemente la muerte. El cuerpo de la joven quedó en el interior de la tienda hasta que llegó el juez que se encontraba en funciones de guardai, que procedió a levantar el cadáver de la dependienta fallecida, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia que determine las causas exactas de la muerte, lo que presumiblemente se realizará durante la mañana de hoy.

Publicado por Granada Hoy

Pedir citaContactarLlamar