Los rumanos legales en España crecen casi un 100% en el primer semestre del año y ya son los segundos más numerosos

foto
Foto: EP

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -La comunidad rumana en España es ya la segunda más numerosa con residencia legal en España, sobrepasando a los ecuatorianos y sólo por detrás de los marroquíes, según datos oficiales a los que ha tenido acceso Europa Press correspondientes a los primeros seis meses del año. Así, han pasado de 211.325 rumanos con autorización legal en España a comienzos de 2007 a 404.604 a 30 de junio de este año, lo que supone un incremento del 91,46 por ciento y la incorporación a la legalidad de casi 200.000 rumanos, gracias a la entrada del país en la UE a comienzos de este año.
El espectacular crecimiento de los rumanos explica en parte que desde comienzos del año el número de extranjeros con tarjeta de residencia se haya incrementado en 514.539 personas (un 17 por ciento) y sólo en el último trimestre lo ha hecho en 300.000 personas. Así, a 31 de junio de 2007, residían en España 3.536.347 extranjeros con autorización de residencia, mientras que a principios de año la cifra apenas superaba los tres millones.
Del conjunto de extranjeros 2,272.226 pertenecen al Régimen General (ciudadanos extracomunitarios cuya residencia se rige por la Ley de Extranjería), y han experimentado un crecimiento del 8,61 por ciento. Un total de 1.264.121 personas pertenecen al régimen comunitario (ciudadanos de la UE o familiares de estos o de españoles) y han experimentado un crecimiento del 35,9 por ciento.
Según continente, el 34,91 por ciento de los extranjeros son comunitarios; un 33,01 por ciento, iberoamericanos; un 22,24 por ciento africanos; un 6,17 por ciento asiáticos; un 3,08 por ciento europeos de países no comunitarios; un 0,53 por ciento norteamericanos; y un 0,06 por ciento de países de Oceanía. De 1.157 personas no constaba la nacionalidad o figuraban como apátridas.
MÁS DE 600.000 MARROQUÍES
En cuanto a las comunidades, los marroquíes siguen siendo los más numerosos y sobrepasan por primera vez la barrera de las 600.000 personas. Después de los rumanos se sitúa el colectivo de ecuatorianos, con 397.430. Le siguen los colombianos, con 246.610; británicos, con 186.560, italianos 110.520; el chinos, que por primera vez superan las 100.000 personas (109.378); así como los peruanos, con 105.433.
Estas ocho nacionalidades representan un 61,22 por ciento del extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor en España en junio de 2007. Les siguen en importancia numérica el colectivo búlgaro, que se acerca a las 100.000 personas (98.860 personas) también gracias a su entrada en la UE; argentinos (94.484), portugueses (85.798) y alemanes (83.554).
Dentro de las comunidades más numerosas, en términos absolutos los mayores crecimientos desde comienzos de año se han producido entre rumanos (193.279 personas), marroquíes (59.965), búlgaros (38.686), ecuatorianos (21.197) y colombianos (21.106).
Porcentualmente, de nuevo son los rumanos los que más han crecido (91,46 por ciento); seguidos de los búlgaros con 64,29 por ciento, y a cierta distancia los polacos (22,10 por ciento). Lo que indica que los ciudadanos de los nuevos países incorporados a la UE siguen teniendo interés en trabajar en España, en contra de las hipótesis que auguraban que su entrada en la UE frenaría las migraciones. También han crecido porcentualmente los bolivianos (18,86 por ciento) y  los portugueses (18,33 por ciento).
CATALUÑA, MADRID, VALENCIA Y ANDALUCÍA
Los extranjeros residen mayoritariamente en Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía, que concentran al 65,13 por ciento.
Los inmigrantes (Régimen General) son mayoría en todas las comunidades autónomas con la excepción de Canarias, Galicia y Ceuta, en las que los de régimen comunitario son más numerosos. Por provincias, entre Madrid y Barcelona se localizan un 32,34 por ciento del total.
Por género, casi dos millones (54,25 por ciento) son varones y 1,6 millones (45,75 por ciento) son mujeres. Los varones son mayoría en todas las provincias excepto en Melilla, Asturias, A Coruña, Sevilla y Ourense. Las mujeres son mayoría entre los europeos no comunitarios y los iberoamericanos, mientras que menos de un tercio de los africanos son mujeres.
DESCIENDE UN AÑO LA EDAD MEDIA
La media de edad de los extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor a finales de junio es de 33 años, lo que significa que ha descendido un año respecto a comienzos de 2007. Los más viejos de media en la actualidad son los norteamericanos (45 años), seguidos de los europeos comunitarios y los nacionales de Oceanía (ambos con 38 años de media). Y las más bajas las de los africanos (28 años) y asiáticos (31 años). Los europeos no comunitarios tenían una media de edad de 34 años y los iberoamericanos tenían una media de edad de 32 años.
Casi 170.000 extranjeros han nacido en España y empiezan a conformar los inmigrantes de segunda o tercera generación, y más de la mitad de ellos se ubican en Madrid o Cataluña. Casi la mitad de ellos son marroquíes y más de 10.000 son hijos de ciudadanos procedentes de China. Por otro lado, los datos de extranjeros nacidos en un continente distinto al suyo pone de manifiesto como muchos de los inscritos como ciudadanos italianos son en realidad descendientes de éstos nacidos en latinoamérica, probablemente en Argentina o Uruguay.
Los inmigrantes con residencia permanente se van acercando al millón (763.292) y representan un tercio de los incluidos en el Régimen General. Mientras, casi un 12 por ciento cuenta con una autorización de residencia inicial, dos de cada cinco han renovado su residencia una vez, y un 13,2 por ciento ya va por la segunda renovación.

Pedir citaContactarLlamar