La reconstrucción de Haití centrada en el acceso al agua potable y oportunidades de educación, empleo y medios de subsistencica

A lo largo de estos dos años, se han recaudado un total de 48,7 millones de euros. La mayoría de las aportaciones económicas proceden de la población española.

Agua, saneamiento y promoción de higiene; Desarrollo institucional; Reconstrucción de infraestructuras sociales; Alojamiento; Desarrollo económico y humano; y Gestión de riesgos, ejes del Plan de Acción de Cruz Roja en Haití.

El pasado 12 de enero de 2010, treinta y cinco segundos de temblor de tierra cambiaron el rumbo de Haití. Durante este corto e interminable período de tiempo, se produjo un seísmo de 7,3 en la escala de Richter, ocasionando más de 200.000 personas fallecidas y 3 millones de damnificadas.

Las huellas de esta catástrofe, el peor terremoto en 200 años de la historia del país haitiano, aún son palpables: el 15 por ciento de la población quedó afectada, 1.058.000 personas fueron desplazadas, 105.000 hogares y el 60 por ciento de los edificios del gobierno quedaron destruidos y se produjo una pérdida económica cuantificada en 7,8 billones de dólares, entre otras consecuencias.

El balance de la intervención de Cruz Roja

Transcurridos dos años desde el terremoto, Cruz Roja Comunidad de Madrid ha expuesto esta mañana, su balance de intervención realizada en Haití. Esta presentación surge con la intención de ofrecer información de forma transparente y cercana sobre los avances y proyectos que se han llevado a cabo gracias al apoyo y donativos aportados por parte de la ciudadanía y otros agentes sociales.

Este evento ha contado con la presencia de Jesús Mora, Presidente de Cruz Roja Comunidad de Madrid; Alicia de la Oliva, delegada de Cruz Roja en Haití que ha narrado su experiencia; Francisco Magallón, fotógrafo y periodista que ha compartido algunas de las imágenes tomadas sobre el terreno; dos componentes de Cantajuego, que colaboraron en la recaudación de fondos para Haití; Juan Luis Revuelta, Subdirector General de Cooperación al Desarrollo de la Comunidad de Madrid; y otros colaboradores procedentes del ámbito privado y empresarial.

Durante la presentación, se ha detallado el contenido del plan de acción que ha elaborado Cruz Roja, cuyo objetivo es contribuir al desarrollo humano de la población haitiana, mediante la prevención y reducción de vulnerabilidades. Para ello, se trabaja en torno a los siguientes ejes de acción: Agua, saneamiento y promoción de higiene; Desarrollo institucional; Reconstrucción de infraestructuras sociales; Alojamiento; Desarrollo económico y humano; y Gestión de riesgos.

La campaña humanitaria puesta en marcha por la organización en Haití para asistir a las personas afectadas por el terremoto, se prolongará al menos hasta el 2015, ya que más allá de la emergencia, el compromiso de Cruz Roja y la Media Luna Roja con la población haitiana ocupa el antes, durante y después de seísmo, y se mantendrá mientras persistan sus necesidades.

Hacía un futuro mejor, más digno y sostenible

Aún quedan muchos esfuerzos por hacer para acompañar al pueblo haitiano en la reconstrucción del país. Pero los avances son visibles y también la implicación de la ciudadanía, entidades públicas y privadas, que desde el primer momento de la catástrofe colaboraron a través de donativos y eventos solidarios.

A lo largo de estos dos años, se han recaudado un total de 48,7 millones de euros. La mayoría de las aportaciones económicas proceden de la población española. Y hasta la fecha, se han empleado 27.450.225 euros.

Toda esta ayuda y fondos recaudados han llegado a Haití, no se han perdido por el camino, y se están utilizando en su construcción, rehabilitación y desarrollo económico y humano tal y como se ha indicado hoy en esta presentación. Todo ello, bajo el fin de erradicar la vulnerabilidad de las personas afectadas, fomentar la preparación de las comunidades en la gestión de riesgos y desastres, y alcanzar el empoderamiento de la sociedad haitiana.

En este sentido, tal y como indica nuestra compañera Bárbara Vallés, Jefa de la delegación de Cruz Roja Española en el terreno, es cierto, que en Haití ya no pueden verse ciertos edificios míticos, como la catedral de Puerto Príncipe, pero lo que aún posee el pueblo haitiano es la posibilidad de construir su propio futuro, un futuro mejor, más digno y sostenible.

Pedir citaContactarLlamar