La primera conferencia de los desayunos empresariales reunió a profesionales de diversos sectores

Bajo el título “Por qué los valores en la empresa” tuvo lugar el pasado martes 16 de noviembre en la Fundación Valentín de Madariaga, la primera conferencia que dio inicio al ciclo de desayunos empresariales organizados por Diversia Cultural, el Centro de Investigación en Valores Sociales y Empresariales (CIVSEM) y la Fundación Valentín de Madariaga con el patrocinio de la Universidad Pablo de Olavide, el grupo Leche Pascuel y la empresa Mémora.

Al desayuno asistieron cerca de cincuenta directivos de empresas procedentes de diferentes sectores. El acto estuvo presidido por el Director General de la Asociación Andaluza de Empresas Familiares, Mario Carranza, quien introdujo el tema del día resaltando la importancia de cultivar y desarrollar los valores personales y famliares como fuetnen de fuerza y superación para alcanzar las metas propuestas en cualquier ámbito.

Posteriormente, se dio inicio a la conferencia “Por qué los valores en la empesa”, a cargo de Miguel Ángel Velazquez, Director del CIVSEM, donde se profundizó en el reconocimiento de los valores personales como base del desarrollo empresarial en todas las escalas. El descubrimiento de la misma esencia de la empresa bajo la pregunta ¿Qué queremos conservar? es, según Velázquez, la clave de este proceso. “Lo que queremos conservar es una esencia, es el corazón, un eje en todo lo que queremos transformar”, aseguró, aludiendo al primer paso que deberia plantearse toda empresa grande o pequeña en su proceso de evolución.

La segunda pregunta clave a la que hizo alusión ¿Cómo queremos que sea esta empresa en el futuro?, responde a la forma como los valores pueden convertirse en ejes para favorecer la integración, la innovación y la convivencia productiva, mediante el trabajo continuo de los valores en los miembros de la empresa y que el CIVSEM los clasifica en cinco principales: Repeto, confianza, integridad, coraje y compromiso. En este sentido, el futuro de una empresa depende en gran medida, de la manera de gestionar el conjunto de valores y emociones que caracterizan a las personas que la lideran, asi como su capacidad de asimilar y emprender cambios positivos en un sistema tradiconalmente condicionante.

El lenguaje verbal y corpral que utilicen con sus empleados en el día a día, el compromiso, la confianza y la comunicación que se logre establecer entre las dos partes, es esencial para la construcción de nuevas ideas y calidad en las acciones que se emprendan en un ambiente óptimo donde se generen espacios de autonomía responsable.

Por último, Miguel Ángel Velázquez destacó la función educadora de la empresa, formadora de sus propios talentos y la aportación de los valores a la misma como motores de integración, innovación personal, identidad y dirección.

La próxima conferencia tendrá lugar el 14 de diciembre y tratará sobre el Respeto: “Todos cabemos, todos Aportamos”.

Pedir citaContactarLlamar