La Policía de Marruecos en alerta para evitar entradas en Melilla a nado

La Policía marroquí, en alerta para evitar entradas a nado en Melilla

El Faro.- Según la ONG local Prodein, el pasado 22 de diciembre interceptaron a tres inmigrantes subsaharianos que intentaban llegar a la ciudad por la zona del Dique Sur.

La Policía de Marruecos está en plena alerta para evitar que se produzcan entradas de inmigrantes a nado en Melilla, según señaló a  El Faro la asociación humanitaria Prodein. Su máximo dirigente, José Palazón, recalcó que se ha reforzado la presencia de agentes en puntos estratégicos de la costa para evitar llegadas por vía marítima.

Asimismo, destacó que desde el pasado mes de septiembre se ha ido incrementado el número de efectivos policiales que el país vecino dedica a la vigilancia del litoral, en vista de que durante el verano la mayor parte de las entradas se había producido por mar.

No obstante, Palazón recalcó que el aumento de celo por parte de Marruecos para mantener bajo control estas zonas se debe, principalmente, al aumento de fondos económicos destinados a ese fin por parte de la Unión Europea (UE).

Además, afirmó que ha sido testigo en dos ocasiones de cómo se interceptaban a inmigrantes subsharianos que pretendían pasar a nado del país vecino a Melilla por parte de las fuerzas del orden marroquíes.

Ahondando en detalles, señaló que la más reciente tuvo lugar el pasado día 22 de diciembre, cuando tres personas intentaron llegar a nado desde el Dique Sur. Según relató, la Policía del país vecino les hizo dar media vuelta sin ni siquiera subirles a la embarcación con la que los interceptaron.

El segundo intento del que fue testigo Palazón tuvo lugar el 4 de noviembre, ocurriendo unos hechos muy similares a los del pasado 22 de diciembre, aunque en esta ocasión eran dos inmigrantes de origen subsahariano los que probaron suerte.

En cuanto a las últimas entradas masivas a nado que se han producido en Ceuta, el máximo dirigente de Prodein recalcó que la situación en la otra ciudad autónoma es diferente, ya que hay menos distancia que cubrir por mar, por lo que mostró sus dudas de que pueda llegar a producirse una entrada masiva similar en Melilla. “Lo que hay aquí es más bien un goteo continuo”, precisó Palazón.

Por otro lado, señaló que el destino de todos aquellos inmigrantes que interceptan en Marruecos es la frontera argelina, donde les abandonan “en tierra de nadie” a su suerte, siendo recibidos “a tiros” si intentan llegar a uno u otro país.

También se pronunció el máximo dirigente de Prodein sobre las declaraciones del delegado del Gobierno, Antonio María Claret, reconociendo que durante algún tiempo existió un agujero en la valla fronteriza, como publicó El Faro hace tres meses.

En este sentido, señaló que era muy posible que fuera un punto de entrada habitual de menores extranjeros a la ciudad, aunque no el único. “Por la frontera pasan 30.000 personas cada día, es imposible que no se cuele, por lo menos, un niño, por mucha vigilancia policial que haya”, precisó el dirigente de Prodein, “conozco incluso casos de gente que ha entrado por las tuberías del río que conectan con Melilla”, concluyó.

Pedir citaContactarLlamar