HYNE busca ampliar el acceso a la nacionalidad española

iconovideo4

Ver videos sobre la Ley de Nietos

reunion-hyneEn el centro Betanzos de Buenos Aires, la Agrupación Hijos y Nietos de Españoles (HyNE), llevó adelante la primera reunión del año 2010. Unas 70 personas acompañaron a Guillermo García Suárez y a Daniel Barreiro, coordinadores de este espacio que cada día suma más adherentes.

Luego del agradecimiento a la institución, y recordando que HyNE no cuenta con un espacio propio, ni con ayudas del estado español, ni de organizaciones, ni de empresas, comenzó la charla.

En la reunión se explicó quiénes son los beneficiados para acceder a la ciudadanía española, que fundamentalmente beneficia a los nietos del abuelo varón que no perdió la nacionalidad española o de hacerlo, fue posterior al nacimiento de los hijos, sean hombres o mujeres y sin importar la fecha en que el abuelo (varón) emigró. Tampoco importa si el padre o la madre de los nietos, hijos del emigrante están fallecidos o no hayan obtenido a lo largo de sus vidas la nacionalidad española, todos estos aplican por el Anexo I de la Disposición Adicional VI de la Ley 52/2007.

Para los nietos que no se encuentren en esta situación, es decir, que el abuelo varón se haya nacionalizado antes de que nacieran sus hijos, deberán demostrar que su abuelo emigró después del 18 de julio de 1936 hasta el 31 de diciembre de 1955. Además deberán presentar pruebas de exilio (pasaporte, o certificados que indiquen fecha de ingreso) y certificación de la pérdida de la nacionalidad española, esto se gestiona ante la Cámara Nacional Electoral.

Los nietos por abuela española emigrante, sólo podrán optar siempre y cuando la abuela emigrara después del 18 de julio de 1936 y antes del 31 de diciembre de 1955, también deberán presentar pruebas de exilio (pasaporte, o certificados que indiquen fecha de ingreso). Por último demostrar la pérdida de la nacionalidad española, esto por optar a la nacionalidad del país que le dio acogida, o por casarse legalmente con ciudadano no español y antes del 14 de agosto de 1954, estos nietos aplican por Anexo II. También si la abuela (española emigrante) fue madre soltera, es decir, que su pareja NO reconoció a los hijos y por lo tanto el hijo o hija, llevan su apellido, podrán en este caso optar por Anexo I.

Por último se recomendó que aquellos hijos de emigrantes que optaron a la nacionalidad española por opción, acorde a lo que establece la Ley 36/2002, modifiquen esta condición pasando a origen, según lo permite el Anexo III de la Ley 52/2007.

En la reunión aclararon que los descendientes que no están ingresando son los siguientes:

* Nietos de abuelas emigradas antes de 1936 y después de 1955.
* Nietos de abuelos que se nacionalizaron antes que nacieran sus hijos, por lo tanto estos hijos NO nacieron originariamente españoles, consecuencia que sufren los nietos.
* Los hijos mayores de aquellos que optaron a la nacionalidad española por aplicación de la Ley 52/2007, esto genera que en el seno de una misma familia, hijos menores ostenten la nacionalidad y los mayores no, produciendo una discriminación por edad.

HyNE considera que todos estos descendientes deben poder optar a la nacionalidad española, entendiendo que el número es considerablemente menor a los que están en condiciones. Este grupo está comprendido dentro del 20% que no ha podido optar, según explicaron los coordinadores.

En este sentido Guillermo García Suárez comentó que «Entendemos que el Gobierno de España puede hacer un pequeño esfuerzo para incorporar a estos descendientes, no sólo a los nietos de abuelas, que están en boca de todos, sino también a los nietos de abuelos que se nacionalizaron antes del nacimiento de sus hijos, y creemos que los hijos mayores de edad de los que optaron por la 52/2007 deben ser considerados, porque no existe un salto generacional, sino una continuidad«.

Sobre las acciones a futuro, García Suárez manifestó que «Volveremos a retomar el camino de los encuentros, de las campañas de e-mail a los funcionarios y políticos, porque tenemos menos de dos años y es poco el tiempo con el que contamos» y lamentó que «hemos dejado de contar con aquellos interlocutores que fueron fundamental a la hora de transmitir nuestras ideas, porque Jesús Caldera, cuando era Ministro solía viajar a Buenos Aires, lo mismo Consuelo Rumí, o el mismo Agustín Torres, que fue un nexo importante entre HyNE y el Gobierno, además respondían a nuestros correos, ahora, esa fluidez ya no existe«.

Para información sobre nacionalidad y contactarse con los coordinadores de la Agrupación se pueden comunicar a: nacionalidad@hyne.com.ar o ingresar en www.hyne.com.ar también en Facebook, buscando: Hijos y Nietos de Españoles (HyNE)


Fuente: Diario Hispano Argentino; http://danbars1.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios en “HYNE busca ampliar el acceso a la nacionalidad española
  1. mercedes miriam dice:

    me interesa conocer, en el caso que mi abuelo nacio en cuba, hijo de español, aparece registrado como español, en el registro de historia de mi ciudad y en 1920 renucio a la ciudadania española por leyes gubernamentales de ese momento, pero no encuentro la antigua certificacion de nacimiento española, ni pasaporte cuando viajo a españa y santo domingo como ciudadano español, que debo hacer. Saludos miriam

  2. JOSE dice:

    Siendo yo ciudadano español, y de origen de acuerdo a la ley de Memoria Histórica, mis hijos quedan comprendidos en el tercer caso de exclusión, sólo por ser mayores de edad. Todo ratificado por instructivos y un dictámen de la DGRN de 16 de junio pasado. Si tuviera ahora nuevos hijos, éstos se nacionalizarían sin problemas; muy absurdo. Lo peor es que las interpretaciones terminan en la discusión sobre el pretérito perfecto del subjuntivo «hubiera sido» que, ¿por qué no?, podría también alguien llegar a interpretar como que el padre necesariamente no esté vivo. No parece para nada una interpretación plausible de la voluntad del legislador, sino una solución a un ‘encadenamiento hasta el infinito’ que, probablemente y concedo, puede no haya sido pretendido ni advertido por aquél. Pero la solución dada por mera interpretación es claramente discriminante y debiera favorecerse una ley interpretativa o complementaria que resuelva las tres incongruencias por uds. señaladas, que suministre también una solución racional y clara respecto a dónde se termina el encadenamiento y empiezan a regir las normas comunes del Código Civil. Quedo muy atento a vuestros futuros mensajes y muchas gracias por la oportunidad de enviarles este comentario.

Pedir citaContactarLlamar