La policía registra la central de Extranjería de Lugo por una trama de prostitución

guardia_civilLos investigadores que se ocupan de desentrañar la trama de los burdeles de Lugo pisan el acelerador a fondo. Después de pasarse más de diez horas del domingo en la comisaría lucense continuaron su trabajo registrando las dependencias de la oficina central de Extranjería de Lugo, que se encuentran ubicadas en la calle Río Neira. En estas oficinas estuvieron hasta muy entrada la madrugada y, según algunas referencias, también se llevaron diversa documentación.


Al igual que sucedió en la comisaría, la jueza y los guardias civiles de la Unidad Central Operativa (UCO) buscan documentación relacionada con la concesión de permisos de residencia y de trabajo a mujeres que estaban en los burdeles para determinar si pudieron haber obtenido algún trato de favor. No hay constancia oficial de detenciones, aunque en algunos círculos se manejaba la posibilidad de que pudieran producirse por lo menos dos, dependiendo de los resultados obtenidos con el análisis de toda la documentación que fue incautada. La revisión de los expedientes comenzó el pasado lunes por parte de los guardias, mientras la jueza del caso tomó, al parecer, declaración a alguno de los detenidos durante el fin de semana en Ribadeo.

Según diversas informaciones, de las dependencias de la comisaría lucense los agentes de la Guardia Civil se llevaron expedientes correspondientes a los últimos cinco años. La intervención de este equipo parece que fue contundente y concienzuda. Incluso volcaron la información de varios ordenadores del departamento de Extranjería a un disco duro. También se aseguró en algunos ámbitos que incluso fueron revisadas las taquillas de varios funcionarios, la mayoría de los cuales fueron llamados coincidiendo con el dispositivo. Algunos parece que no llegaron a ser localizados.

La jueza y los funcionarios llegaron alrededor de las diez de la mañana del domingo. Uno de los primeros pasos que dieron fue avisar del registro al comisario, que tuvo que acudir a las dependencias policiales. Seguidamente, revisaron los archivos que se encuentran en dos dependencias.

fuente: lavozdegalicia.es

Pedir citaContactarLlamar