En España los emprendedores son inmigrantes

Cada día se contabilizan 26 nuevos emprendedores extranjeros en España

dos de cada tres nuevos autónomos son chinosLas cifras hablan por sí solas. Mientras que el número de afiliados en el régimen especial de autónomos, el RETA, ha caído en octubre en 5.299 trabajadores en términos globales, el número de emprendedores extranjeros ha cerrado con 769 nuevos. En esencia cada día de octubre se afiliaron al RETA 26 nuevos autónomos foráneos, mientras que 175 españoles de daban de baja del total.

Son más emprendedores los extranjeros que los nacionales en nuestro país, es un hecho, pero ¿por qué esta tendencia?. El diario El Imparcial ha consultado con la Federación de Autónomos ATA y, en concreto, con el responsable de área de autónomos inmigrantes, Guillermo Guerrero, quien ofrece las claves de este crecimiento.

«El extranjero tiene una capacidad emprendedora mayor que los nacionales», explica Guerrero, que añade además que este incremento se está produciendo sobre todo entre ciudadanos rumanos y chinos.

El incremento registrado en octubre supone, en términos relativos, un crecimiento del 0,4% del total del colectivo, pasando de los 209.374 autónomos foráneos registrados en septiembre a los 210.143 de octubre.

En cuanto a las nacionalidades, es muy destacable que por segundo mes consecutivo el crecimiento de los autónomos rumanos (+2,4%) se ha disparado, desbancando al crecimiento registrado por los autónomos chinos (+1,1%), y concentrando, los rumanos, siete de cada diez nuevas altas de autónomos en octubre.

«Este crecimiento del colectivo rumano viene impulsado, tal y como señalamos el mes pasado, por la reactivación del periodo transitorio para el colectivo que limita la libre circulación de trabajadores rumanos por cuenta ajena, y obliga a poseer un permiso de trabajo para poder trabajar de este modo. Pero el caso del trabajo por cuenta propia no se encuentra afectado en estos términos, de manera que pueden darse de alta como autónomos en las mismas condicones que el resto de nacionales, no necesitando permiso adicional o específico», señala Guerrero.

Además, según indica Guerrero, también está aumentando el número de europeos que viene a montar negocios a nuestro país, «unos negocios que cada vez son más especializados y técnicos». De hecho, a pesar de que en los litorales españoles siguen primando las empresas relacionadas con la hostelería, cada vez son más «los nuevos negocios relacionados con el sector de la educación».

En época de crisis económica suele darse el fenómeno de los llamados “falsos autónomos”, es decir, aquellos trabajadores que se ven obligados a darse de alta en el RETA para poder seguir trabajando para sus empresas, las cuales se niegan a pagar por su seguridad social.

“En el caso de los rumanos, puede ser que en realidad sean asalariados a los que les ofrecen darse alta como autónomos, debido a la moratoria que les impide trabajar por cuenta ajena sin permiso de trabajo”, aclara Guerrero que añade sin embargo que en general “el autónomo extranjero emprende porque quiere crear una nueva actividad económica y así se está viendo”.

¿Por qué emprenden más los extranjeros?

Básicamente porque aguanta mejor la presión cuando el negocio va mal. “Un autónomo español cuando el negocio no le funciona, no le da tregua y lo cierra, porque siempre se verá arropado por las redes sociales que le rodean, en forma de familiares y amigos”, explica Guerrero que añade que “los extranjeros carecen de esas redes y además invierten en negocios más modestos y con inversión menor, de ahí, su mayor perdurabilidad”.

Esta es la única diferencia entre los emprendedores españoles y extranjeros, porque luego ambos cuentan con la “misma falta de acceso a la financiación y carga de morosidad”.

Noticia publicada por El Imparcial

Pedir citaContactarLlamar