En Cantabria y en la Iglesia “no sobra nadie”

iconovideo4

Ver vídeos sobre jornadas de migraciones

monsenor_jimenezEl obispo de Santander, Vicente Jiménez, manifestó el pasado jueves 14 de enero que el fenómeno de los inmigrantes “es uno de los retos que tiene la Iglesia Diocesana y la sociedad de Cantabria en nuestros tiempos“, y ha destacado que el inmigrante “no es un problema, sino una oportunidad“, porque en “la Iglesia no sobra nadie“. Además pide cuidar “su acogida e integración“. Así lo recogió el Diario Montañes en su edición digital en internet.

Monseñor Jiménez ha efectuado estas reflexiones en una Carta Pastoral que ha divulgado con motivo de la Jornada del Inmigrante que la Iglesia celebró el pasado domingo bajo el lema, Los menores inmigrantes y los refugiados: Hoy acogemos, mañana compartimos”.

En su escrito, el prelado resalta que la emigración es uno de los “signos de nuestro tiempo y un fenómeno humano complejo que nos interpela“. Además sostiene que para el cristiano, constituye “un momento de gracia para vivir la catolicidad“, para acentuar “el fortalecimiento de nuestras comunidades“, así como para fomentar “el diálogo interreligioso“, y para desarrollar “la acción caritativa y social de la Iglesia“.

Monseñor Jiménez recuerda que la Programación Pastoral de la Diócesis de Santander para este año 2010, recoge como uno de los objetivos “cuidar la acogida e integración de los inmigrantes“.

En su Carta agrega que “nadie debe sentirse extranjero a pesar de las diferencias” y exhorta a “ver” siempre en los inmigrantes a “unas personas, y no una mano de obra u objeto de nuestra caridad” con “paternalismos que deshumanizan“.

El obispo insta a “estrecharnos un poco” para posibilitar para ellos la creación de nuevos puestos de trabajo “con salarios dignos y con seguridad social“. Además pide que se “denuncien las situaciones de pecado e injusticia social” contra los emigrantes en “los ámbitos en los que nosotros tengamos acceso“.

Otra de las propuestas pastorales para facilitar la acogida de los inmigrantes es la de “salir de nuestros esquemas; de nuestras casas e ir al encuentro del otro“. Saber “quiénes son, dónde están, cómo viven“, y tratar de llegar a “descubrir sus verdaderas necesidades humanas, familiares, religiosas y espirituales“.

Tal es así que Monseñor Jiménez insta a “no esperar a que vengan a la parroquia porque necesiten ayuda, sino salir a su encuentro y acogerlos“, aseveró.

Por último recalca la necesidad de “trabajar contra el racismo y la xenofobia“, y recuerda que “creer en las posibilidades de una persona es hacerla nacer de nuevo; ignorarla o dejarla por imposible, es matarla.”

Con motivo de la Jornada Mundial de Migraciones que la Iglesia celebró este fin de semana, este pasado sábado, día 16, se celebró en el Seminario de Corbán un programa de actividades que ha organizado la Delegación Diocesana de Migraciones y Cáritas de Santander.

La participación fue libre y los organizadores recordaron que la línea municipal de autobús número 2 realiza parada en la puerta del seminario.

Los actos comenzaron a las 10,30 horas con la acogida de los participantes y la celebración de un momento de oración. Media hora después se inició una ponencia titulada, “La nueva Ley de Extranjería, consecuencias presentes y futuras“.

Posteriormente se abrió un turno de testimonios y a las dos de la tarde tuvo lugar una comida de convivencia, en la que se compartió lo que cada asistente llevó de su casa.

La jornada prosiguió a las cuatro, hora en que se inició un concierto a cargo de un grupo latinoamericano con el que se concluyó el programa.

publicado por: diariomontañes

Pedir citaContactarLlamar