El 40% de tabaco vendido en España lo compran extranjeros


El consumo en nuestro país ha descendido más de un 10% desde la que la Ley que lo regula entrase en vigor en enero de 2006


Madrid, 10 agost0 2007 (AZprensa.com)

Aunque bastantes medios de comunicación se hayan hecho eco
recientemente de noticias según las cuales el ‘consumo’ de tabaco en
España apenas habría descendido desde la promulgación de la Ley que lo
regula en lugares públicos, lo cierto es que la reducción sí ha sido
significativa, y que la aparente confusión se debe a que el volumen de
ventas, en que está basada esa conclusión, no es un indicador fiable en
la medida que incluye el tabaco adquirido por turistas y personas
extranjeras de zonas limítrofes que se desplazan expresamente a nuestro
país para adquirirlo incentivados por el considerable diferencial de
precios.
Sí hay, en cambio, datos fiables que hablan de un descenso del consumo.
Por ejemplo, un estudio realizado por profesores de la Universidad
Complutense, en el que han colaborado expertos del Ministerio de
Economía, ha revelado que el descenso real entre los fumadores
españoles en 2006 fue del 10,1%.
Los expertos del Comisionado Nacional para el Mercado de Tabacos, que
es la fuente de las informaciones aludidas, también comparten estos
datos y son muy conscientes de que el bajo precio del tabaco en España
esta contribuyendo a aumentar las ventas a personas foráneas y
distorsionando, en consecuencia, la radiografía real del consumo entre
españoles, que en 2007 es mucho menor -y eso es lo que cuenta- que en
2005.
Ventas en España
En relación con el año previo a la Ley del tabaco, las ventas en 2007
se han reducido en más de un 3%, si bien es verdad que la mayor parte
de esta reducción (2,8%) corresponde a 2006. Durante el primer semestre
de 2007 las ventas se han estancado. Hasta junio, se comercializaron
2.138,2 millones de cajetillas, un 0,23% menos que en el mismo periodo
de 2006, cuando se alcanzaron los 2.143 millones, según los datos del
Comisionado. Cabe hablar, pues, de una cierta estabilización reciente
en las ventas, que en el Comité Nacional para la Prevención del
Tabaquismo (CNPT) nos atrevemos a calificar de normal en atención a que
este tipo de medidas legislativas tienen mas impacto el primer año que
en los siguientes. Sin embargo, el CNPT desea reiterar que no se puede
establecer un paralelismo directo entre ‘tabaco vendido en España’ y
‘tabaco consumido por españoles’.
Expertos de nuestra organización han calculado que los españoles están
consumiendo cada año unos 2.520 millones de cajetillas, mientras que se
venden 4.200 millones. ¿Quién adquiere entonces los 1.680 millones de
cajetillas restantes?. Muy sencillo: los turistas y visitantes están
adquiriendo aproximadamente el 40% del tabaco que se vende en nuestro
país.
En 2006 visitaron España 55 millones de turistas. Si el 30% de ellos
(16,5 millones) compraron o consumieron cada uno 8 cartones de tabaco
para consumo y “para el viaje”, esto supone 1.320 millones de
cajetillas de tabaco, sin contar las breves visitas transfronterizas
para comprar tabaco a veces en grandes cantidades (otros 360 millones
de cajetillas al año).
El estanco de Europa
Además, hay que tener en cuenta que esta tendencia aumenta de año en
año por el ante el atractivo de comprar tabaco en un país, como el
nuestro, que lo ofrece a unos precios notoriamente inferiores a los de
la mayoría de los naciones europeas. De hecho, el 75% de los turistas
que nos visitan proceden de países que tienen precios del tabaco un 50%
de media más caros que en España.
No es, por tanto, exagerado decir en buena medida somos el gran ‘estanco’ de la Europa occidental.
El resultado es que cada año es mayor el porcentaje de ventas legales
al exterior, y que ello distorsiona la equivalencia entre ventas y
consumo de tabaco.

Powered by ScribeFire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pedir citaContactarLlamar