Un héroe ecuatoriano


ecuador1

fuente: elcomercio.com

Wilson Ribera, un emigrante ecuatoriano, fue declarado héroe por el Gobierno Regional de Cataluña. El compatriota salvó a una mujer cuando estaba siendo apuñalada por su ex pareja en una calle cercana al templo de la Sagrada Familia, en Barcelona.

Varios vecinos intentaban separar al agresor, Jesús María Poncela Abril, de 40 años, de su víctima, pero no tuvieron éxito. Entonces, el ecuatoriano vio lo que ocurría y detuvo su vehículo, golpeó con una llave inglesa al hombre y logró detenerlo.

“Yo venía de mi trabajo. Vi lo que pasó y me metí. Solo eso”, dijo Ribera al diario El Correo Digital. Además, el hombre cuestionó la actitud de algunas personas que “se escondieron entre los carros que estaban estacionados, en lugar de actuar”.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 09:00, en una calle del barrio Sagrada Familia, zona céntrica de Barcelona.

La mujer recibió seis puñaladas, por lo que Ribera la puso en su vehículo para protegerla del atacante hasta que apareciera la Policía y la ambulancia.

Poncela, de nacionalidad española, quiso enfrentarse al ecuatoriano, a un oficinista y a un trabajador de la compañía de gas, que ayudaron a detenerlo.

“Yo le pegaba y él no paraba de apuñalarla”, explicó Rafael Eugenio. Él salía de una finca donde realizaba una inspección de gas, cuando vio el ataque.


La víctima está internada en un hospital en estado grave, pero fuera de peligro.

La Fiscalía de Barcelona informó que Poncela está acusado del delito de intento de homicidio y violencia de género.

Las personas que intervinieron para evitar que la mujer sufriera aún más heridas evitaron cualquier protagonismo mediático. Ribera dio declaraciones a los medios, pero sin proporcionar su nombre completo. Apenas se conoció el suceso, el Consulado de Ecuador en esta ciudad declaró que también reconocerá “el arrojo de su compatriota”, al igual que lo hizo el Gobierno de Cataluña.

El agresor nació en Valladolid en 1968 y vivía en Barcelona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Un héroe ecuatoriano
  1. Rafa Castilla dice:

    Nada más lejos de la realidad. Me gustaría que fuese verdad pero no lo es.

    Todo lo escrito en el artículo está sin contrastar ni fundamento.

    Wilson no peleó con el agresor, simplemente esperó a que lo redujesen y aprovechó para trasladar a su carro a la señora (Que eso si es de agradecer)

    Las dos únicas personas que pusieron en peligro su vida fueron el instalador de gas y el oficinista. Estas dos personas desde un primer momento han querido permanecer en el anonimato porque consideran que estas acciones salen del corazón.

    El Sr. Wilson aprovechó para autoproclamarse heroe sabiendo que le podían dar una medalla meritoria con su debida compensación, lo que no sabía este señor es que para que te den esta condecoración en España tienes que estar impoluto como ciudadano, pero este hombre tiene seis denuncias por violencia y maltrato familiar a su ex mujer y de estas seis denuncias dos están en vigor.

    La propia ex mujer de Wilson, llamó a la embajada española para que no le diesen esta medalla ya que él también es un maltratador.

    Siempre es mejor hacer las cosas desinteresadamente.

    Todas estas noticias están publicadas en toda la prensa española al igual que en televisión.

    En cuanto al agresor ha ido a la cárcel sin fianza en espera de juicio.
    Por lo que se da a entender, el agresor conoció hace unos meses a esta mujer de nacionalidad Rusa que ejercía la prostitución y le pidió que dejase esta manera de buscarse la vida. Ella se negó y la relación fué empeorando hasta que ella lo amenazaba con poner denuncias sobre él, cosa que este hombre dos semanas antes de la agresión pasó por diferentes comisarías para saber si tenía denuncias en su contra.
    Eso despertó sospechas a la Policía, pero este hombre siempre había llevado una vida modélica.

    En ningún momento se debe excusar al agresor ya que eso es la acción más baja que puede hacer un ser humano.

    La señora rusa al día siguiente estaba en su casa, esas heridas habían sido roces y arañazos, no llegó a estar hospitalizada ni 24 horas.

    Un saludo a todos los ecuatorianos

Pedir citaContactarLlamar