Despedida del Cónsul de Perú en Madrid

Nota de despedida del Sr. Fernando Isasi Cayo, Cónsul General del Perú en Madrid, al término de sus funciones

Estimados compatriotas,

Cumplidos los cinco años de reglamento, ha llegado el momento de despedirme de ustedes. A fines de este mes regreso a mi patria y al Ministerio de Relaciones Exteriores para cumplir las funciones que se me encomienden durante tres años.

Me despido de todos ustedes con una fuerte emoción porque gracias al trato cotidiano con mis connacionales y a los tantos amigos que hice entre ustedes, me enriquecieron el alma y la razón.

Durante estos cinco años, tuve la oportunidad de ser testigo de dramas y felicidades. De fracasos y triunfos. De gestos solidarios y también indiferencias. Así es la vida de variopinta.

Como saben muchos de ustedes, el primer día de oficina, un 15 de abril de 2007, hice la cola como un usuario más de los servicios del Consulado General y pude escuchar quejas, observar caras agotadas y ojerosas por la espera desde el amanecer. Indudablemente, se trataba de una situación injusta e inhumana. Esa experiencia me permitió hacer los cambios exigidos por el público y que hizo posible la no necesidad actual de amanecerse para ser atendidos. Claro está, lo reconozco, todavía existen imperfecciones y problemas que estoy seguro serán solucionados por mi sucesor; pero, espero que hayan comprendido las limitaciones materiales y administrativas a las que estaba sujeto.

Un aspecto que no puedo dejar de mencionar es la situación que se vive en la red asociativa peruana. Fui un firme defensor y activo promotor de su fortalecimiento e institucionalización, apoyé sus actividades y establecí un diálogo de respeto, camaradería y solidaridad. Quizá la crisis económica española y el desempleo explosivo, hicieron que todo lo construido se desintegrara y hoy observamos que tan sólo unas pocas asociaciones, fuera de toda red, persisten en mantenerse activas e implementar proyectos. Les hago pues un ferviente llamado a la unión y solidaridad, a no desperdiciar la oportunidad del reto que es la adversidad.

Dentro de mi vocación literaria, me voy con la satisfacción de haber convocado por primera vez entre todos los Consulados del Perú, el Concurso Anual del Migrante Peruano en España. Tuvo dos ediciones con la respectiva publicación de los textos finalistas. Próximamente, mi sucesor convocará la tercera edición, para dar continuidad a la función cultural de nuestros Consulados.

Mi sucesor, de quien también me despido, merece un párrafo especial. Se trata de un funcionario capaz y con mucha experiencia. Estoy completamente seguro que lo hará mejor que yo y que corregirá los errores que involuntariamente cometí. Le deseo de todo corazón el mayor de los éxitos.

Desde mis nuevas funciones en el Ministerio de Relaciones Exteriores, seguiré al lado de ustedes porque han marcado mi experiencia profesional y mi propia vida. Estén seguros que lucharé porque se cumpla lo anunciado y prometido tantas veces desde nuestro país.

Reciban mi respeto por su espíritu de sacrificio y de coraje como migrantes. Reciban un fuerte abrazo de quien quiso servirlos con honestidad y entrega.

Firmado Carlos Fernando Isasi Cayo, Cónsul General del Perú.

Vía: Consulado del Perú en Madrid.

Pedir citaContactarLlamar