Crónica de una lectora: “El sabor a miel de la corrupción o el veneno del ejercicio político”


Balbina Negreira, una lectora de Parainmigrantes.info nos ha enviado está crónica escrita por ella misma. Esperamos que os guste.

Desde que mi madre me llevó a los 18 años, a ejercer y a cumplir con mí deber ciudadano y votar por vez primera, he estado más o menos al corriente de la política. Tengo pasión por ella, aunque no estudié economía, ciencias políticas, periodismo o leyes, estudié medicina por vocación, pero siempre tuve la sensación de que en algún momento de mi vida me atraparía y lo ha hecho, ya no hay vuelta atrás.

Tuve la oportunidad en mis tiempos universitarios de ser una dirigente política en la Facultad de Medicina (Universidad Autónoma de Santo Domingo). Y desde entonces, siempre me he preguntado qué atrae, qué arrastra a algunos políticos o aspirante a político o a un farsante político a la corrupción o a la avaricia, o peor aún, que se hagan muchas veces en su entorno los ciegos, sordos o mudos, si en esta vida todo se sabe o se sabrá.

Porqué las reincidencias, llevo toda la vida escuchando estos escándalos políticos en todos los países: ricos, pobres y paupérrimos, cuál es el imán para estos señores de la fortuna fácil y por que escogen a los partidos políticos como su caldo de cultivo, no sé si habrá alguna cátedra de “política preventiva” o como reconocer a un charlatán vestido de político.

Acaso es un precio a pagar por los políticos y partidos políticos, como es posible que pasen inadvertido durante años en el staff del partido, no se les ve venir, sí, estoy en mis cabales, soy consciente que es ser rico de la noche a la mañana, saberse con poder, sentirse mimado, rendido a sus pies, en resumen, probablemente en lo personal un problema de autoestima, los Psiquiatra lo definen mejor, el pueblo lo describe con menos elegancia verbal, solo es que me irrita la forma de infiltrarse haciéndole un cráter volcánico al ejercicio político que pone en la mira pública a todos.

También pienso en el ciudadano común y corriente, es decir, los que votan, en esas personas que madrugan para ir a votar, en esos que en algún mitin se le aguaron sus ojos y respiraron profundo viendo a sus dirigentes y líderes emocionarlos a tal nivel que acuden a votar. Se le cae el alma a una, se baja la moral cuando escucha y lee en las noticias esas escenas de surrealismo que logran germinar y empañar la actividad política.

Hay que ser un verdadero líder o estadista para lograr seguir manteniendo a tus votantes en pie y por encima sigan creyendo en tu proyecto político y\ o de gobierno.

Y por duro que sea y que se diga “no voy a dar mi voto JAMÁS”, hay que seguir acudiendo a las urnas, es la única forma democrática de errar lo menos posible, debes elegir porque luego no podrás opinar, sencillamente, no te ganaste ese derecho cuando decidiste no aportar tu voto. Hay un refrán popular que lo expresa “El que calla otorga”.

Mediante la política es que se pueden crear las leyes, subsanar lo que otros han hecho mal o simplemente no han hecho, llegar hasta más personas: TODA LA TIERRA, TODOS LOS SERES HUMANOS.

Por ejemplo, hoy ha salido la lista de las personas más “millonario\a del globo terráqueo”, bien, méritos tienen, lo han trabajado, se lo han ganado ese honor y no tienen porque regalar ni un céntimo si no lo sienten de corazón. Aunque tal vez, con parte de ese dinero (sólo pienso en voz alta), me atrevería a decir que se erradicaría la pobreza extrema en la tierra, quizás exagero peor aun ingenua, pero al menos, sí, veríamos menos esqueletos vivientes en África!!!Pero ellos no están obligados ni se les puede obligar, excepto, que estén al día con el pago de sus impuestos. Sería además, envidia criticarlos si su dinero es legal y honesto.

Retomando el tema, salvo excepciones, vemos que siempre son personas trepadoras, oportunistas con la habilidad suficiente de “conectar” con personas influyentes o cercanas a la más alta jerarquía que es el Presidente o candidato en ese momento. Por esta razón, hay una especie de novela o culebrones como se dice aquí, alrededor de estos personajes allegados al mismo epicentro de la política y entonces le caen las chispas a todos por igual.

La cuestión es, cómo escoger a un equipo de colaboradores, de gente de confianza, de personas que saben los más íntimo de tus ideales y proyectos políticos y que tienen libertad de actuación a nivel individual ( si porque son “dirigentes políticos”) sin que al cabo de un breve tiempo( caso reciente del ahora Presidente Obama), mediano o al cabo de los años ya cuando tu quizás ni estés activamente en la política te salgan los fantasmas del pasado, lo decepcionante es, que son personas de carne y hueso que gozaban de tu aprecio, quizás de hasta respeto y admiración, estima y consideración.

No sé si existe alguna bibliografía que orienten a los partidos políticos y a los políticos en particular, a que aprendamos a seleccionar nuestro equipo, pero de todos modos, estarán obsoletos debido a que el ingenio fraudulento de estos individuos con “doble personalidad” no creo que ni un genio de la novela como Gabriel García Márquez, pueda adelantársele a sus fechorías.

Con la seriedad que se merece este tema debido a que estas polillas, comejenes, pájaros carpinteros, sanguijuelas, que salpican el buen quehacer en la política, llevándonos la peor parte los partidos políticos incipientes como el nuestro (Partido Solidaridad Democrática: PASODE), ya que muchos creen que nos mueven nefastas ansias de poder económico y, por ende, se caerá en la corrupción irremediablemente.

Donde claro tu familia y tus amigos más intimo te advierten de a dónde te vas a meter, comprendo sus preocupaciones, pero después de medio siglo de vida, opino, dónde no hay riesgos: en tu propia casa, en la calle, desde hace años ejercer la medicina es un riesgo constante de amenazas verbales y denuncias, la comunidad médica como es de todos conocidos está hoy de luto por el fallecimiento de una médico que fue tiroteada en su centro de trabajo por un paciente.

La conclusión, es que desde que naces hasta que mueres cada día es un riesgo y un reto, lo asumes o te quedas sonámbula\o en este mundo y eso es no vivir o vivir de forma estéril, soy de la que creo que todos deberíamos hacer un bien común en esta tierra, pasar por ella así sin más nada-desde mi punto-de vista no tiene sentido, no importa en qué campo, actividad te desarrolles o sean tus cualidades, el fin es: HACER Y ESO TE DAS DERECHO A CRITICAR, OPINAR, ETC.

Bueno, termino como empecé, sin saber el perfil para escoger a las personas idóneas (no perfectas) para conformar un equipo político donde quepan o tengan significado las palabras confianza y honestidad. Pero siempre he sido defensora de la naturaleza humana, es decir, creo por definición simple en el SER HUMANO, en principio, pero entiendo que es una labor difícil rodearse y muy pocos “los elegidos”, por si nos equivocamos siempre podemos invitarlos a: to leave the staff .

Pedir citaContactarLlamar