Con fondos comunitarios se apoyará a familias y comunidades para la integración de menores retornados

Los ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea acordaron el pasado día 3 de junio un paquete de directrices que implican que el tratamiento de los inmigrantes menores no acompañados se efectuará con criterios comunitarios. En las conclusiones del Consejo celebrado en Luxemburgo se decidió también que la Comisión “priorice el apoyo financiero a las acciones específicas y programas para menores no acompañados con recursos del Fondo Europeo de Retorno para el periodo 2008 -2013“.

La decisión se inspira en una iniciativa presentada por el Ministerio de Trabajo e Inmigración en julio de 2009 , que en diciembre pasado obtuvo un respaldo inicial del Consejo y parte de sus ideas fueron desarrolladas en una comunicación de la Comisión a principios del pasado mes de mayo. El establecimiento de un marco comunitario sobre el tratamiento de los menores no acompañados figuraba entre los objetivos de la Presidencia Española de la UE. España, en donde se estima que se encuentran unos 5.000 menores inmigrantes no acompañados, planteó en su programa para la presidencia de la UE que esta cuestión se debía “abordar con un enfoque global que tenga en cuenta la prevención, la protección y el retorno de los menores con sus familias o a instituciones de tutela de sus países de origen“.

El Consejo ha decidido que con fondos comunitarios se “apoye a las familias y comunidades para la reintegración de los menores retornados” y que se “promuevan oportunidades de formación y educación para los menores devueltos“. En este sentido, la consejera de Bienestar Social del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, señaló que el plan de la Unión pretende asegurar que la “familia debe tener asegurada todas las garantías para que el niño pueda ser educado y pueda crecer de forma integral“.

Los ministros acordaron igualmente otorgar “el apoyo para las autoridades de los países de origen o retorno en la gestión de la devolución, creando centros de recepción que puedan proporcionar cuidado a los menores, cuando las familias no puedan ser localizadas, para facilitar la reintegración de los menores en su medio social y cultural garantizando el máximo respeto de sus intereses“. La devolución de los menores a otros países distintos de los que fueran originarios es uno los aspectos más conflictivos de la decisión de la UE que ya se puso de manifiesto en la pasada polémica directiva de retorno de inmigrantes.

Por otra parte, la Comisión reconoce que las estadísticas sobre menores no acompañados no están muy extendidas o carecen de coherencia“. De todas formas señala que según los datos aportados a la red europea de migraciones, en 2008 en la UE se recibieron 11.292 peticiones de asilo presentadas por menores no acompañados en 22 Estados Miembros, lo que supone un 40% más que el año anterior. Teniendo en cuenta que sólo un porcentaje pequeño se atreve a presentar solicitud de asilo, fuentes comunitarias estiman que el número de menores no acompañados que se encuentran en la UE podría oscilar entre 50.000 y 100.000 niños.

El acuerdo permitirá a las autoridades españolas utilizar parte de los 350 millones de euros que la UE transfiere a España para atender a los inmigrantes.

Fuente: El Pais

Pedir citaContactarLlamar