Caritas promueve una iniciativa para esperanzar y dar ánimos a las personas desempleadas

La pérdida del empleo no sólo supone un problema económico. La autoestima, la confianza en uno mismo y el equilibro psicológico son otros de los grandes afectados en una situación así.

Desde la organización ‘Cáritas’ han tratado de paliar estos efectos: las personas que visiten uno de sus centros en Salamanca pueden dejar escritos mensajes de ánimo en diversos espacios habilitados para ello.
“Una cosa que pierde la gente en situación de desempleo es su red social, su autoestima, sentirse realizados como personas…”, relata Javier Portilla, técnico de Empleo de la organización. “Cuando esto se alarga en el tiempo es especialmente difícil. Por lo tanto, hay que apoyar esa línea”.
Los textos escritos hasta el momento son de lo más variados: consignas optimistas, relatos de vivencias personales, ejemplos reales de autosuperación… Muchos de los mensajes proceden de inmigrantes que arribaron a España atraídos por la promesa de un equilibro laboral y de una situación vital más estable. El efecto de esta idea, en líneas generales, parece haber sido muy positivo.
Por esta oficina de Cáritas pasa a diario una media de sesenta personas en busca de asesoramiento. Aproximadamente el 20% de aquellos que acuden a estos centros logra finalmente su inserción en el mundo laboral.

Pedir citaContactarLlamar