Bruselas quiere regular la integración de los inmigrantes a nivel comunitario

La Comisión Europea (CE) ha anunciado hoy a través de su titular de Interior, Cecilia Malmstrom, su voluntad de regular la integración de los inmigrantes en los Veintisiete a nivel comunitario.

En 2011, la CE presentará una nueva estrategia en materia de inmigración que introducirá buenas prácticas para la integración de los recién llegados y entre los que estarán cursos de introducción a la lengua local del país de acogida.

Malmstrom ha explicado la propuesta en el marco de una conferencia sobre inmigración legal celebrada en Bruselas bajo la organización de la presidencia belga de turno de la Unión Europea (UE).

La estrategia incluirá asimismo “indicadores de ejecución” con los que Bruselas medirá el nivel de políticas de integración a los inmigrantes en cada uno de los Veintisiete países.

En la puesta en práctica de las medidas tendrán un papel destacado las administraciones locales, que serán las encargadas de llevar a la práctica las buenas prácticas en materia de empleo y educación, principalmente.

Asimismo, la comisaria de Interior ha apuntado sus planes de lanzar un “Código de la inmigración” para los Veintisiete que armonice los derechos y procedimientos de los inmigrantes, estrechamente vinculado al sistema de “ventanilla única” para los demandantes de asilo que Bruselas quiere que sea una realidad en 2012.

“Los inmigrantes tienen derecho a una residencia estable y a la vida en familia, como elementos primordiales para la integración de los inmigrantes”, ha explicado Malmstrom.

El consejero español del Comité Económico y Social Europeo Luis Miguel Pariza Castaño, que ha participado en la conferencia sobre la inmigración legal junto a la comisaria, ha reclamado a la CE una política de inmigración “más flexible y abierta”.

Pariza Castaño ha explicado que cada vez más habrá “más población pasiva en la UE que dependa de menos población activa”, y por ello ha propuesto a la CE que facilite la entrada de inmigrantes.

Entre las ideas que ha lanzado a Bruselas está la de otorgar un permiso de residencia y trabajo por seis meses a inmigrantes demandantes de empleo como las trabajadoras de la limpieza doméstica con el fin de evitar la economía sumergida.

La comisaria detalló que el plan incluirá la oferta de clases de idioma para los recién llegados.

Además, ha reclamado que desde la CE se vele por la “igualdad de trato” para todos los que trabajan en la UE, sean o no inmigrantes, y que los países sean conscientes de que “la integración es un ámbito bidireccional, un proceso de adaptación mutua” entre los recién llegados y los nacionales de un país.

Pariza Castaño ha aprovechado para denunciar ante Malmstrom que en estos tiempos de dificultades económicas “crecen expresiones políticas que fomentan el racismo y la discriminación hacia los inmigrantes”

Fuente: ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pedir citaContactarLlamar