Pedir Arraigo Laboral cuando has trabajado legalmente en España

¡Atención! El Tribunal Supremo ha dictado una importantísima sentencia, que crea jurisprudencia, y que modifica enormemente la interpretación que hasta este momento se seguía de la figura del arraigo laboral.

Cómo sabéis, el arraigo laboral es una autorización por circunstancias excepcionales que contiene nuestro reglamento de extranjería, y que permite al extranjero solicitante obtener el derecho a residir y trabajar en España cuando acredita, básicamente, que ha permanecido en España los dos años anteriores a la solicitud, que carece de antecedentes penales en España y en su país de residencia los últimos 5 años y, por último, que ha mantenido una relación laboral de al menos 6 meses. El propio reglamento establece que la forma de acreditar dicha relación laboral queda circunscrita a presentar un acta de la inspección de trabajo, un sentencia judicial o un acta de conciliación, por lo que reduce este proceso sólo a casos en los que el extranjero a trabajado de forma irregular o clandestina.