1

Entrevista a la Secretaria de Estado de Inmigración en su visita a Ecuador

Archivado en: consulados, Extranjería - Trámites, inmigración, noticias y articulos

El diario ecuatoriano “El Comercio” entrevistó a la Secretaria de Estado de Inmigración y Emigración Anna Terrón durante la visita de esta a Ecuador.

Anna Terrón, secretarÍa de Estado de Inmigración y Emigración de España. ¿ Cuál es el balance que Ud. hace de su visita a Ecuador?

He venido a Ecuador en mi primera visita a América Latina en mi nueva responsabilidad. Hace cuatro meses llegué al Gobierno y quería conocer a las autoridades de este país porque los originarios de Ecuador son la segunda comunidad de inmigrantes en España.

Hay 435 000 y pico de ciudadanos ecuatorianos viviendo con nosotros. En este momento, más de 100 000 ecuatorianos que tienen la doble nacionalidad. Estamos hablando de más de medio millón de personas. Y el balance ha sido positivo. He podido estar en la Asamblea Nacional. Estuve con la Secretaria de la Secretaría Nacional del Migrante, con quien pudimos ver cómo trabajar conjuntamente para una mejor gestión y calidad de vida de los ecuatorianos que residen en España.

¿Qué evaluación hace del acuerdo entre España y Ecuador relativo a la regulación y ordenación de los flujos migratorios laborales?

Yo creo que ha sido positivo a lo largo de estos años. España, desde el Gobierno del Partido Socialista Obrero Español, ha insistido mucho en dos cuestiones. Una, la regularidad. Y otra, la integración de los inmigrantes. Yo creo que el acuerdo nos ha ayudado en esto. Nosotros hicimos una regularización.

No vamos a hacer otra. Pensamos que después de la regularización del 2005, lo importante es insistir en esa cultura de la regularidad y que las personas sepan que deben estar en estas condiciones. Lo que sí vamos a hacer ahora, en una situación de crisis difícil, es intentar que nadie quede en la irregularidad por razón de su situación de empleo. Queremos trabajar para que estas personas se puedan reintegrar al mercado laboral.

¿Hay cifras de los extranjeros en general y de ecuatorianos en particular que son regulares y que perdieron su empleo?

Sí hay esos datos. En cualquier caso, en España el número de extranjeros desempleados es significativamente más alto que el de nacionales sin empleo. Este, evidentemente, es un problema que nos preocupa.

¿Qué acciones adoptará su Gobierno para impedir que extranjeros regulares y que perdieron sus plazas de trabajo caigan en una situación de irregularidad?

Estamos trabajando ahora en el Reglamento de la Ley de Extranjería. Dentro de lo que marca la Ley, vamos a intentar que las personas que han trabajado, cuando estén recibiendo el subsidio de desempleo, sigan siendo considerados trabajadores.

Y creemos que podemos hacer que estas personas sigan perteneciendo al sistema de empleo público como demandantes de un trabajo y que hagan cursos de formación para su ‘reciclaje’ profesional y que podamos considerar esto como un motivo para renovar la tarjeta de residencia en España. Esta es una preocupación del Gobierno ecuatoriano, pero también lo es de nuestro Gobierno.

¿La crisis que afronta España obliga a reformular los flujos migratorios?

Nosotros tenemos una ley que permite las nuevas entradas para las personas que pueden trabajar y, por lo tanto, subsistir y tener un proyecto personal en nuestro país. Cuando no existe esa oferta de empleo, la misma ley que tenemos hace que las personas no puedan acceder. Entonces, es verdad que en este momento el primer permiso para un empleo en España es muy difícil de obtener porque ese empleo no existe.

Desde diciembre del 2008, 5 400 ecuatorianos (entre contribuyentes y familiares) se han acogido al Plan de Retorno Voluntario. ¿La cifra está dentro de las expectativas de su Gobierno??

La cifra es así. Nosotros no teníamos expectativas. Lo único que hemos querido hacer, en un momento de dificultad, es dar la oportunidad a las personas que voluntariamente quisieran hacerlo de continuar su proyecto personal y su vida en el lugar de origen. Es un instrumento de la política migratoria que se va a quedar ahí y que permite dar algunas facilidades a estas personas. Lo que sí hemos notado en los últimos meses es que hay un uso sostenido de este recurso.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico habla del escaso impacto del Plan español, respecto del total que se pudiera beneficiar entre los inmigrantes desempleados?

Yo no creo que no funcione bien el Plan de Retorno. Simplemente, hay personas que piensan que tienen más oportunidades quedándose en España y otras que creen que pueden ejercer su derecho a la movilidad para volver a sus países de origen.

Es un Plan de Retorno voluntario y, por lo tanto, no es posible decir que no funciona o que sí funciona. Hay personas que a lo mejor están bien, pero que por razones familiares desean ejercer el retorno. Una de las cosas que pensamos es que el mercado del trabajo no absorberá, en un futuro inmediato, la misma cantidad de mano de obra no calificada que hasta ahora.

En el Reglamento de la Ley de Extranjería, ¿se pondrán nuevas reglas para el arraigo social?

No. El arraigo es una vía extraordinaria de regularización. Es una vía reservada a determinados casos. No creemos que es el momento para grandes cambios.

Participa, deja un comentarioUn comentario

Publicar comentario
    © 2014 Extranjería e Inmigración – Parainmigrantes.info. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valido.
    Proudly designed by Theme Junkie.
    ¿Deseas comentar y subscribirte?

    Subscríbete y recibirás los próximos comentarios que se publiquen en este artículo, estarás siempre informado sobre este tema.

    Si, publicar comentario y subscribirme. No, solo comentar.